Bret Hart habla sobre Triple H, Seth Rollins y sobre Roman Reigns en Survivor Series: "Reigns es una víctima de los malos creativos"

Por | |

Bret “The Hitman” Hart, uno de los mejores y más respetados luchadores, no sólo de su generación, sino en la historia, ayudó a formar –al lado de Shawn Michaels—al prototipo del luchador del futuro, ocupando los espacios que antes eran reservados para matalotes como Hulk Hogan y el Ultimate Warrior. Gracias a la época de Hart y Michaels, existieron los CM Punks, los Daniels Bryans, los Seth Rollins y los Dean Ambroses, gente que a pesar de no tener un físico impresionante, son endemoniadamente buenos sobre el ring. Sin embargo, Hart ve como freno a esa tendencia los gustos personales de Triple H en cuanto al físico.

De eso y de varios otros temas platicó Hart con Justin Barrassso, de Sports Illustrated:

“Extraño a Daniel Bryan y a CM Punk. Desde que ambos salieron de escena, veo cada vez menos lucha. No sé si ya hayan llenado sus zapatos. Dean Ambrose ha hecho mucho para tratar de hacerlo, y realmente disfruto viéndolo, pero será un trabajo difícil para quien sea que gane el campeonato. Esa persona tendrá un gran peso en su espalda para conducir al equipo.

De acuerdo a Hart, un problema ha sido que en años recientes les han dado el lugar principal a WrestleMania a luchadores que no están de tiempo completo.

“En esto concuerdo como Punk. Triple H es un loco por los fisicoconstructivistas. Se va por los cuerpos. No se preocupa qué tan bien trabaje alguien, y él puede verse en el espejo. Punk y Bryan se preocupaban por cómo trabajaban, es una filosofía diferente. Admiro a Punk por mantenerse firme. Era el chico que hacía todo el trabajo cada semana, aun estando lesionado, y por otro lado está el tipo sentado en casa, trabajando tres o cuatro veces al año, ¿y le das la estelar en WrestleMania? No la compro.

“A Vince le dolió que perdieran a Punk. Vince tiene un mejor instinto sobre el trabajo de los luchadores, mientras que Triple se inclina al físico. Es un tipo de 1.90 con cuerpo de fisicoconstructivista, y es todo lo que le importa. Pero está mal”.

¿Seth Rollins es la rencarnación de Shawn Michaels?

“Shawn siempre fue realmente seguro para trabajar con él, pero no sé cómo sea trabajar con Seth Rollins. Ese rodillazo que le dio a John Cena en la cara fue antiprofesional por decir lo menos. Es realmente extraño que un chico como Rollins, a quien respeto mucho, sea tan descuidado. Si alguien me diera un rodillazo así, lo buscaría después en vestidores para ajustar cuentas. No hay excusa para ello.

Ver también: Video: El momento en que Seth Rollins rompe la nariz de John Cena.

“No puedes lastimar a alguien bajo ninguna circunstancia. Es totalmente inaceptable, no debe pasar. La otra cosa es, si eres el campeón, tienes la responsabilidad de no salir lastimado. Tienes que concentrarte en ello. Me gustó que Rollins siguiera luchando y terminara la lucha, pues eso demuestra mucho coraje.

“Pero nadie debe lastimarte y no debes lastimarte. No es aceptable. Fui campeón varias veces durante varios años y jamás perdí una lucha titular por una lesión. Quedé en malas condiciones muchas veces, pero tienes tantas cosas bajo tu responsabilidad que la compañía no puede darse el lujo de que quedes fuera.

“Siempre me he sentido orgulloso por ser un luchador seguro para trabajar. Nunca lesioné a nadie. Todas las veces que gané los títulos de parejas, el Intercontinental y el Mundial, la única ocasión en que no pude defender un cinturón fue cuando tuve que renunciar a él cuando dejé WCW y me retiré de la lucha. Eso fue por un impacto a la cabeza por parte de Goldberg. Además de eso, cada vez que estaba en el ring, era mi responsabilidad no salir lastimado, y me gusta pensar que fui un profesional absoluto en cuanto a ello”.

Sobre la lesión de Sting en Night of Champions:

“Cuestiono la lógica de hacer algo así (el powerbomb en la esquina) a alguien como Sting, especialmente conociendo su edad y las circunstancias. Quisiera pensar que Sting lo permitió, porque es un tipo duro al que respeto mucho, pero hay muchos compañeros que se creen indestructibles. Quizá le dijo, adelante, y después supo de la manera difícil que es un movimiento más serio de lo que pensaba. Eso queda entre los dos luchadores.

“Quiero pensar que había un entendimiento entre ellos, pero al mismo tiempo, recuerdo cuando luché con Bob Backlund en las Survivor Series de 1994, o todas las veces que luché con Jerry Lawler. Tienes que adecuarte a tu oponente si éste es una persona de edad. Yo no iba a esperar a que Jerry Lawler hiciera lo mismo que hacíamos mi hermano Owen y yo. No iba intentar luchar con Bob Backlund de la manera en que enfrenté a Bulldog en Wembley. Trabajé el estilo de Backlund. Eso es algo que los luchadores jóvenes de hoy ya no hacen”.

Ver también: ¿Será posible que Seth Rollins haya lesionado a Sting a propósito?

Hart luchó en las primeras once Survivor Series y admite que sus dos luchas favoritas fueron contra Stone Cold Steve Austin en 1996 y una lucha titular con Kevin Nash en 1995. Encuentra similitudes entre Nash y Roman Reigns:

“Reigns es justamente como Kevin Nash. Si te fijas en los comienzos de Reigns, su personaje iba muy bien por cuenta propia, pero después lo apuraron para ser chico bueno y lo quisieron meter con calzador, causando el rechazo de la gente. Y no fue su culpa. Se parece a lo que pasó con Kevin Nash. Poco a poco estaba gustando, luché con él en King of the Ring ’94 y tuvimos una lucha realmente buena. Y de repente, para agosto estaban listos para lanzarlo a la cima. Yo les dije: ‘Todavía no está listo, denle un poco de tiempo, dejen que la gente lo siga subiendo’. ¿Por qué la prisa? Reigns fue jugado en una mala mano de cartas. No tiene nada que ver con su trabajo, porque es bueno en el ring y su estilo es realmente bueno. Sólo necesita ser él mismo.

“Ellos tienden a apurar a los chicos muy pronto, y eso me hace pensar en Steve Austin. Vince quería volverlo técnico mucho antes de lo esperado. Recuerdo que Steve lo paró. Dijo: ‘No, déjame seguir subiendo así un poco más’. Y esa fue una buena inversión. Muchos de los errores tienen que ver con los bookers más que con los luchadores. Reigns es una víctima de mal booking”.

Para Hart, el peor escenario para Survivor Series es que Reigns gane el título como técnico, pues toda la arena lo abuchearía:

“Es algo difícil. Pero en el momento en que escuché sobre la lesión de Rollins, pensé que esto lo pondría en una posición para recuperar lo que había perdido y hacer lo correcto esta vez. Sería bueno que tuviera su oportunidad como campeón”.

Hart no recuerda con cariño las luchas de eliminación en los primeros Survivor Series:

“Esas grandes luchas de equipos eran como huevos revueltos. Sólo estabas esperando por el relevo y de pronto eras eliminado. Todo era muy apresurado, porque había muchos chicos en el encuentro. Realmente no tengo buenos recuerdos de esas luchas.

“Pero sí recuerdo en el Rosemont Horizon (1989), con Randy Savage. Cuando finalmente recibimos nuestros relevos exactamente al mismo tiempo, hubo una ovación inesperada de la gente. Nos vimos a los ojos y pensé, ¿por qué no luchamos más seguido? Queríamos tener una rivalidad, y recuerdo que después de esa lucha, Macho Man me tomó por la muñeca y me llevó con Vince McMahon y dijo: ‘Quiero luchar con él’. Vince nos dijo: ‘Pasará uno de estos días’.

“La cosa con esa lucha de Survivor Series que la gente no recuerda es que me había fracturado el esternón tres semanas antes. Fue la lesión de Dino Bravo. Era difícil para mí moverme, y al final, Macho Man se me lanzó con el codazo desde las cuerdas. Fue un codazo muy duro y doloroso. Mis costillas me estaban matando”.

¿Con quién le gustaría luchar si fuera joven otra vez?

“Amaría luchar con Brock Lesnar. Me hubiera encantado tener la oportunidad de enfrentarlo alguna vez, especialmente siendo el Bret Hart del ’97.

Paul Heyman es el mejor manager de todos los tiempos, y además ama este negocio. Para ser tan inteligente como él sobre lucha, necesitas primero ser un gran fan de la lucha. Él fue un niño que creció viendo lucha”.