Cual gran festival del verano, y gran PPV del calendario de WWE, SummerSlam siempre ha dado cabida a los talentos más atrayentes para el público. Y aunque este año se produjo la ausencia de The Undertaker, grandes nombres formaron parte del cartel del evento, tanto del pasado como del presente. Entre los que no figuró Braun Strowman, quien apuntaba a experimentar un impulso luego de su notable combate con Bobby Lashley en Extreme Rules. Chasco para muchos seguidores y por supuesto para el propio ex-Wyatt, quien reconoció que supuso una noticia de complicada digestión en su momento.

Strowman y su camiseta de 'Get These Hands' - WWE
WWE

Sportskeeda fue receptor de sus palabras, aunque Strowman matizó los planes de WWE.

«Sí, quedarme fuera de SummerSlam fue un trago difícil de digerir para mí. Pero, al mismo tiempo, yo no tenía ninguna historia, por lo que WWE no quería meterme con calzador por el simple hecho de estar allí. Están haciendo un buen trabajo al asegurarse de que cada momento de Braun en televisión es impactante».

 

Strowman, el monstruo paciente


El pasado mes, bajo otra entrevista, este coloso declaró no tener demasiada prisa por ser campeón mundial, previendo una coronación en WrestleMania 36 frente a Drew McIntyre. Aunque después de todo, SummerSlam puede haber marcado un punto de inflexión. Porque según el Wrestling Observer, Strowman estará en el estelar de Clash of Champions, donde irá contra Seth Rollins con el Campeonato Universal sobre la mesa.

Pero antes, intentará arrebatarle el Campeonato de Estados Unidos a AJ Styles. «The Phenomenal» retó al «Monster Among Men», luego de que el lunes en WWE RAW, este salvara a Ricochet de una paliza por parte de The OC al completo. Y por supuesto, Strowman no rechazó la propuesta.

«¿¡¿Hay superioridad numérica si soy más grande que vosotros tres?!? Considera tu reto aceptado y tu reinado como Campeón USA cerca de ver su final».

Advertisements

Hablamos de