Antes del coronavirus covid-19, la última vez que un show de WWE tuvo que cambiar de planes fue con el WWE Raw del 26 de enero de 2015, el show posterior al Royal Rumble 2015. Se suponía que el show iba a ser en vivo desde Hartford, Connecticut, pero al final, una tormenta de nieve obligó a cancelar el evento en vivo y se transmitió una repetición del Royal Rumble, así como una entrevista con Reigns y Lesnar cara a cara desde Stamford, Connecticut. Booker T recordó ese suceso recientemente, y contó una anécdota de lo que ocurrió después en un bar.

El Campeón WWE Brock Lesnar bajo la nueva hard cam de WWE (23/03/2020) / WWE Booker T y Brock Lesnar
Booker T y Brock Lesnar

 

► Booker T y Brock Lesnar

Esto fue lo que dijo Booker T en su podcast The Hall of Fame:

"Debido a que el show se canceló, solo unos pocos luchadores selectos, estuvieron en vivo en los estudios de WWE en Stamford. Estábamos en un bar, Brock Lesnar, JBL y Roman Reigns en un bar esa noche, y se acercaba las 2 en punto de la mañana contando historias y hablando, y la señora del bar estaba lista para irse. Dijo que estaba cerrando el bar, y nos dijo que ya pronto debíamos irnos. Le preguntamos si iba a estar abierto una hora más, y ella dijo: 'No, ya estamos cerrando. Si quieren tomar otro trago, mejor que lo hagan ahora, muchachos'.

Booker T y Brock Lesnar
Booker T y Brock Lesnar

"Nos estábamos alistando para acabarlo todo, y Brock Lesnar bajó. Le dijimos que la señora del bar solo estaba esperando que termináramos, así que debíamos salir de allí. Brock dijo: 'Esperen, déjenme hablar con ella'. Brock va a hablar con ella y, literalmente, 2 minutos después, el bar está abierto durante otra hora, sin problema. No sé qué fue eso, pero ese gran vikingo se acercó, hombre, le dijo algo a ella y el bar se abrió por una hora más. Nos quedamos allí y bebimos hasta que lo cerramos y todo estuvo bien. No sé qué le dijo, pero, definitivamente, las bebidas fueron a nombre de la casa".

Corey Graves contó recientemente que él escuchó que Brock Lesnar pagó para mantener la barra abierta y todo el licor fuera a su nombre, lo que es lo más probable. Pero, en aquel momento, Graves no pudo pasar el rato con ellos por quedarse en otro hotel distinto, aunque tampoco la pasó mal:

"[...] Se emitieron también unas pocas entrevistas en Backstage con Roman y Brock y algunos otros, y supuestamente, el ahora Campeón WWE, pagó una cantidad significativa de dinero para mantener el bar abierto de par en par, para asegurarse de que todos lo pasaran lo mejor posible en esta situación horrible.

Corey Graves echa de menos a los fans Booker T y Brock Lesnar
Booker T y Brock Lesnar

"Yo, por supuesto, me quedé en un hotel completamente diferente al de Brock, así que no pude disfrutar de ese bar abierto, pero eso me llevó a encontrar el único establecimiento abierto en el pintoresco Stamford, Connecticut, a la mañana de ese martes siguiente, y allí junto a dos de los 3 miembros de The Shieldnos aseguramos que ninguna de esas cervezas de dicho establecimiento fuera desperdiciada. ¡Qué día! No todos los malos recuerdos vinieron de esa tormenta de nieve. Esperemos que Raw nunca vuelva a cancelarse".

Hablamos de