Esta edición de WrestleMania iba a ser la más femenil de la historia, pues si bien no contaría con un estelar como el del pasado año, estaba programada para dar cabida a un total de seis luchas protagonizadas por mujeres; hito histórico para esta división. Claro que, dichas previsiones se dieron antes de la irrupción en nuestras vidas del COVID-19. Elemento que ha dado un giro de 180 grados a los planes para la nueva entrega de «The Showcase of the Inmortals» y de momento trunca las aspiraciones de muchas competidoras.

WrestleMania 36 no tendrá Batallas Campales

La pregunta que vuelve a surgir, no obstante, es si realmente en base a los beneficios que aportan a WWE, Becky Lynch y Cía merecen tal exposición. Y Booker T no tuvo cortapisas para entrar a valorar el estado de la división femenil de McMahonlandia bajo la más reciente entrega de su podcast, The Hall of Fame.

► Booker T analiza el estado de la división femenil de WWE


«Hay una diferencia enorme entre lo que es la lucha libre hoy, y lo que era antes. Dije unas palabras quizás un tanto controvertidas en WWE Backstage antes de que todo se suspendiera. Y fue que tenemos una gran cantidad de buenas luchadoras, pero necesitamos estrellas, más que luchadoras.

«Creo que eso es lo que se echa en falta en la división, antes que nada. Sé que muchas mujeres pugnan por ascender. Muchas mujeres quieren ese hueco porque saben salir ahí fuera y luchar. Y de nuevo lo digo, en UFC hay peleadores muy buenos. Pero los tipos son los que tienen el estatus de estrellas. Otros tipos quieren que se les diga, «hey, vamos a construir esto en torno a ti, porque sabemos que las compras de PPV van a ser buenas contigo». Eso es lo primordial».

Ronda Rousey demostró que una mujer puede ser tan estelar como un hombre en los deportes de contacto, de ahí que WWE decidiera contratarla. Y precisamente una vez «The Baddest Woman on the Planet» se apeó del barco, la empresa redujo de manera drástica el tiempo de sus féminas en pantalla, a pesar de la popularidad de Lynch.

Booker T
WWE

Muchos apuntan a que ni «The Man» ni otra luchadora de WWE son capaces de elevar los ratings. Pero me pregunto si de verdad alguna Superestrella masculina actual tiene la habilidad de hacerlo. Ya vieron que, una vez más, Vince McMahon se disparó a su propio pie cercenando el gran momento de Bray Wyatt. Una incapacidad de crear estrellas que se extiende a ambos sexos.

Hablamos de