Billy Gunn revela cómo hizo las paces con Triple H

Los pasados problemas de adicciones de Billy Gunn causaron importantes estragos en su vida y carrera. Podrían haber sido la razón de su no oportunidad estelar en WWE. Asimismo, podrían haber estropeado su relación con Triple H. El ahora luchador de AEW estuvo hablando de ello recientemente en Insight with Chris Van Vliet.

Shawn Michaels Road Dogg Triple H X Pac y Billy Gunn en D Generation X

► Billy Gunn y Triple H

«Dejé un montón de escombros a mi paso, ¿sabes?

«Resultó que estaba haciendo una aparición en Chicago, creo que fue extraño y la WWE estaba allí. Llamé a Hunter y le dije: ‘Oye, ¿te importa si me paso por aquí?’. Y él dijo: ‘Por supuesto que no, puedes pasarte por aquí’. Lo que sea».

El «Daddy Ass» explica que aclaró a HHH que no buscaba recuperar su trabajo, a pesar de la dificultad que le causó su liberación en 2004: «Porque cuando me liberaron, me puse furioso. Me refiero a un completo alboroto tratando de destruir todo porque era culpa de todos los demás y no mía«.

Entonces, cuando tuvo ocasión, se disculpó con el ahora mandamás, quien lo aceptó de buen grado. «Y él dijo: ‘Sabes, nunca lo pensé dos veces’«.

Tras la reconciliación, Gunn encontró una nueva oportunidad en WWE como entrenador invitado: «Con mi regreso al Performance Center, las cosas comenzaron a encajar rápidamente«.

No parece probable que Billy Gunn vaya a volver a trabajar en la WWE, pero recientemente comentaba que continuará en la industria mientras pueda aportar valor:

«Me gustaría saberlo, no me siento tan mal. Pero gran parte se debe a la forma en que me cuido. Quiero decir, sí, ¿me despierto y todo hasta que me muevo? Sí. Acabo de descubrir que tengo dos fracturas por estrés en la espalda, pero no me impiden hacer lo que hago, no me limitan, pero aún puedo hacer lo que hago a un nivel bastante bueno. Quiero decir, no voy a salir ahí y luchar 25 minutos con Will [Ospreay], eso no va a pasar. Pero, ¿aún tengo valor en la empresa? ¿Todavía puedo aportar algo? Claro que sí. Porque en el momento en que salgo, esa gente se vuelve loca y empieza a decir mi nombre. Así que mientras aporte valor y no sea, ya sabes, si salgo y dicen, ‘Oh, Dios, ¿en serio?’ La primera vez que escuche eso, renuncioPero mientras pueda hacer algo para ayudar a The Acclaimed o ayudar a la empresa o ayudar a mis hijos, sí, me quedaré. No hay razón para que no pueda».

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon