Billie Kay admitió depresión de tres semanas tras ser despedida de WWE

Tras conocer su despido de WWE, Billie Kay reconoció que sufrió una depresión que le hizo no salir de su casa en tres semanas.

La exluchadora de la empresa de la familia McMahon, abandonó la empresa en una de las últimas tandas de despidos efectuados el pasado 15 de abril, junto a Samoa Joe, Bo Dallas, Peyton Royce, Mickie James, Kalisto, Chelsea Green, Tucker, Wesley Blake y Mojo Rawley, en lo que fue la última «límpia» del elenco de las marcas principales de WWE.

En una reciente entrevista realizada por Renee Paquette en su podcast «Oral Sessions», Billy Kay reveló que no salió de su casa en tres semanas y no pudo contestar el teléfono, pues se sentía avergonzada.

«No salí de mi casa durante unas tres semanas. Simplemente no estaba haciendo nada… Porque después de que sucedió, llamé a Cass (Peyton Royce) y le dije: ‘No puedo hablar con nadie’. Mis amigos y mi familia me llamaban y no respondía. Como que me sentí avergonzada, sentí que decepcioné a todos. Todos sacrificaron tanto por mí para llegar a ese punto y fracasé. Me tomó mucho tiempo hablar con todos. Cass fue la única».

Bayley publica emotivo homenaje a The IIconics tras su despido

Sin embargo, Billie Kay se ha mostrado mejor de humor y ha estado más activa en redes sociales, incluso comenzó un podcast con la también exluchadora de WWE y su amiga, Peyton Royce.

Además, ya tiene registrado el nombre de Jessie McKay, con el cual continuará su carrera como luchadora en cuanto llegue a un acuerdo con alguna promotora o empresa.

 

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon

Egresado de la FES Aragón UNAM, en Comunicación y Periodismo. Trabajando en medios digitales y periodísticos desde 2006. Cubriendo lucha libre desde 2008 para Mediotiempo hasta 2020, actualmente en Súperluchas desde 2020.