Berchelt triunfó en el show de boxeo

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Alacrán Berchelt triunfó ante el Tronco Valenzuela en su presentación de la casa del boxeo.

Le salió barato al Tronco, quien con poca propuesta al ataque, sí resistió bastante castigo.

No se puede negar que Eleazar Valenzuela tiene bastante temple, fuerza y resistencia. Habrá que ver eso combinado con técnica.

Pero dentro de la pelea con el Alacrán, se pudo ver que tiene iniciativa, golpeo y absorción de golpes.

Aunque tuvo momentos de lucidez y castigó en la cara a Berchelt, no fue tan consistente.

Sin embargo, Berchelt sí se dio gusto conectándole ganchos y volados en el cuerpo de Valenzuela.

Sólo fue cuestión de que Berchelt se aplicara más para terminar el combate.

Miguel Berchelt triunfó en el sexto asalto, por nocaut técnico.

Berchelt triunfó Pollo Aguilar también noquea

Omar Aguilar noqueó a Dante Jardón en el primer round de combate.

Estuvo pactado a 140 libras.

Jardón iba con toda la actitud, cuando Aguilar le cayó con todos los golpes.

La cosa es que con un derechazo, Aguilar mandó a Jardón contras las cuerdas.

Jardón quedó expuesto, con una mano cubriendo su cara y la otra colgada de una cuerda.

El réferi no vio respuesta de Jardón y detuvo el combate.

Aguilar se anotó el triunfo. Aunque hay quién dice que mejor debieron separar a los boxeadores y aplicar cuenta.

Así hubiera durado más el combate.

Pero por lo pronto, el triunfador fue Aguilar. Con la suerte de que no cuenta en el récord y que Jardón puede pedir la revancha.

Berchelt triunfó Picasso se lleva la pelea

Acaso la pelea más interesante de las televisadas en Azteca, fue la de David Picasso contra Florentino Pérez.

Ninguno especuló, ambos se lanzaron al golpe por golpe desde el principio.

Picasso dominó mejor la larga distancia y la consistencia en su golpeo le abrió la puerta del triunfo.

Sin embargo, Pérez le complicó el trabajo en la distancia corta, pues entraba a la guardia de Picasso y le conectaba buena cantidad de uppers.

Pero en cuanto Picasso abrió la distancia con su largo de brazos, dominó y ganó el combate.

 

Anuncio