Becky Lynch fue capaz de hacer rendir a Natalya en SummerSlam 2019 para retener el Campeonato Femenil Raw. La irlandesa, que sorprendentemente contó con el apoyo del público a pesar de estar luchando en el país de su rival, continúa así su reinado en la marca roja de WWE. Tras esto, anoche apareció en Raw, no para celebrar su triunfo, sino para mostrarle su respeto a la canadiense. Pero no sólo eso, también para avisar a todas las luchadoras que le han hecho mal en algún momento de que va por ellas.

No mencionó ningún nombre por lo que no quedaba claro en este discurso quien podría ser su próxima rival. Tampoco cuando Nattie apareció en el encordado para hacer una emotiva promo sobre lo sucedido el domingo. Pero ninguna de las dos, nadie, en realidad, que apareciera Sasha Banks. Entonces sí quedó claro lo que iba a suceder, sobre todo cuando esta dio una paliza a ambas. Inmediatamente se confirmó que ella será la próxima retadora al título de la marca roja y también la próxima rival de la canadiense.

Las dos recientes rivales buscarán venganza la semana próxima, pero antes queremos conocer sus reacciones, y ahora conocemos la de Lynch, que publicó esto en sus redes sociales:

«Que el juego comience«.

En Instagram hizo una publicación similar, pero añadió: «el recibo está llegando». Quizá no haya que esperar hasta SmackDown Live para ver el siguiente capítulo entre ambas, dado que la división de marcas es prácticamente inexistente en este momento. Claro que sería mejor que esperaran al lunes, pues las mejores rivalidades se cocinan a fuego lento.

Dejando a un lado a Nattie, Lynch y Banks no tienen un mano a mano desde principios de 2016. En 2015 se enfrentaron en TLC en un combate que ganó la segunda. Lo cierto es que Banks siempre ha sido la mejor cuando han luchado cara a cara. La primera vez que lo hicieron fue en el episodio de NXT del 12 de septiembre de 2014, ganando la que será la retadora al título.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de