El menú de la última edición de Raw apenas una hora antes de la realización del show lucía imperdible. Aunque por encima de todo, destacaba la vuelta a las pantallas de Roman Reigns, que no decepcionó. E incluso tal vez superó las expectativas de muchos, pues «The Big Dog» repartió un par de Superman Punches. Sin embargo, el epílogo del episodio no le anduvo a la zaga. Batista reapareció durante la fiesta de cumpleaños de Ric Flair, atacando a este, y sentando definitivamente las bases de un combate con Triple H en WrestleMania 35. Una actuación que podemos afirmar ya opaca al regreso de Reigns.

Y no me baso en juicios personales, sino en datos. El vídeo de dicho segmento supera las 4 millones de visualizaciones en YouTube, mientras que el del samoano no llega a las 2 millones. En comparación, aquellos segmentos picantes de Alexa Bliss y Mandy Rose ni de lejos lograron tales cifras en apenas 24 horas. Pero además, en estos momentos, ocupa el puesto número 5 a nivel mundial en vídeos compartidos a través de redes sociales. Por encima de cualquier otro publicado por WWE recientemente.

En una curiosa analogía con lo sucedido con Rey Mysterio y Ronda Rousey en Royal Rumble 2018, Batista logró robarse la noche con dicha implicación. Y es que su carrera cinematográfica parece haberle otorgado una aún mayor desenvoltura frente a las cámaras. Factor, el fílmico, determinante aquí, por supuesto. Haber formado parte de Guardians of the Galaxy, Spectre, Avengers: Infinite War o Blade Runner 2049 ayuda bastante a que cualquier cameo que realice resuene más allá del ámbito luchístico. No puede compararse a The Rock en términos de taquilla. Pero está considerado un actor de mayor prestigio, muy ligado a la ciencia ficción. Género que cuenta con seguidores tan fieles como numerosos.

Interesante pues comprobar cuándo y dónde se dará el próximo movimiento de Batista. No sabemos si ya ha empezado a rodar Dune, cinta que se rumoró lo dejaría fuera del magno evento. Pero supongo que al menos realizará un par de visitas más a Raw o SmackDown antes del 7 de abril. Aunque, como ya dijimos, realmente estamos ante una historia que poca construcción más necesita.

Más sobre el regreso de Batista y la reacción de Ric Flair

Advertisements
Hablamos de