Un demonio cínico en los cuadriláteros, y a la vez un superdotado con habilidades que pocos, o quizá nadie ha tenido. Así recordamos a Eddie Guerrero. El gladiador, hijo de una de las leyendas más importantes de la lucha libre mexicana, Gori Guerrero, quien le heredó no sólo una profesión, sino un modo de vida, que él lograría elevar a un nivel mayor.

El día de hoy, 13 de noviembre se cumplen catorce años de su trágica muerte. Y aunque muchos de sus momentos de gloria se trazaron en WWE, WCW y ECW, SÚPER LUCHAS ha decidido evocar algunos otros momentos que fueron sumamente importantes en la carrera del Latino Heat en México.

►Así recordamos a Eddie Guerrero: La Nueva Pareja Atómica

La Empresa Mexicana de Lucha Libre decidió que para el Aniversario 54 de su creación era necesario honrar a una de las máximas figuras de la lucha libre con vida: Salvador «Gori» Guerrero, y que mejor forma de hacerlo que trayendo al promotor, maestro y decano a la Catedral de la Lucha Libre junto a sus cuatro hijos gladiadores.

Previo al turno semifinal, donde Chavo, Mando y Héctor Guerrero enfrentarían a Sangre Chicana, Gran Markus Sr. y Gran Markus Jr., se rindió pleitesía justa y merecida a Gori. Además de los referidos estuvieron más luchadores y amigos de la familia, entre ellos el menor de sus hijos, Eddy (como en realidad se escribía su nombre), quién un par de luchas antes había debutado en el magno evento junto al junior de la pareja inmortal de su padre, Hijo del Santo, para formar una nueva Pareja Atómica.

Ese 18 de septiembre de 1987, los nuevos atómicos vencieron esa noche a un par de rufianes muy experimentados: Dandy y El Hijo del Gladiador, que debutaba con ese personaje. Los ídolos en ciernes lograron la victoria en un contundente dos al hilo. La unión se repitió varias veces por los siguientes años, hasta que Eddy decidió hacer equipo con Love Machine ya entrados los noventas.

Así recordamos a Eddie Guerrero: La nueva Pareja Atómica: Eddy Guerrero e Hijo del Santo (18 de septiembre de 1987)
La nueva Pareja Atómica: Eddy Guerrero e Hijo del Santo (18 de septiembre de 1987)

►Así recordamos a Eddie Guerrero: La alianza con sus hermanos

Los cuatro hijos luchadores de Gori Guerrero hicieron equipo en diferentes ocasiones, y en múltiples promociones. Siendo Chavo y Héctor los que más hicieron equipo fuera de la zona de El Paso y Juárez. En México fue común verlos luchar de manera indistinta durante la parte final de los ochentas.

Una de las plazas con más bullicio, hasta la fecha, es Tijuana. Por ese entonces, una tercia de enmascarados estadounidenses hacían de las suyas y dominaban la división, Los Mercenarios Americanos (Louie Spicolli, Tim Patterson y Bill Anderson). Convirtiéndose en Campeones Mundiales de Tríos WWA, bajo la promoción de Benjamín Mora. En junio de 1989, después de que ya habían vencido a los Villanos III, IV y V, los hermanos Guerrero (Chavo, Eddy y Mando) salieron al quite y les arrebataron el título a los Mercenarios.

Poco más de un mes duraron con los cinturones, cuando los estadounidenses cobraron venganza y recuperaron el título con mucha polémica.

Aunque no tenemos una foto de los Guerrero en ese tiempo con los títulos, si tenemos esta bella imagen de los tres junto a su padre muchos años antes:

Así recordamos a Eddie Guerrero: junto a sus hermanos Chavo y Mando, y su padre Gory
Así recordamos a Eddie Guerrero: junto a sus hermanos Chavo y Mando, y su padre Gory

►Así recordamos a Eddie Guerrero: Su rivalidad con Konnan

Aunque oficialmente la fecha de su debut se sitúa en un punto de 1986 y 1987, la verdad es que el joven ya era un verdadero profesional desde años antes. Toda su vida practicó bajo la supervisión de su padre y sus hermanos, se forjó durante años en el arte de Gotch. Así que cuando su debut sucedió, rápidamente estuvo listo para ascender.

Sus luchas en Ciudad Juárez y El Paso marcaron a la afición, que veían en él a un nuevo Chavo, como no habían podido ser ni Héctor ni Mando. Una de esas rivalidades fue la que tuvo con otra figura en ascenso: Konnan. El enmascarado musculoso, bajo la tutela del gran rufián de los cuadriláteros que era Ari Romero, se hizo de una reputación increíble tanto en Juárez-El Paso como en Tijuana-Los Ángeles. Lo cual le abrió paso a las empresas importantes del país.

Un estupendo vídeo que está en YouTube narra los momentos más álgidos de la rivalidad de ambos, previo a su duelo de cabelleras, el cual perdió Eddy en 1989.

►Así recordamos a Eddie Guerrero: El adiós de Máscara Mágica

La moda de enmascarar a cualquier luchador desenmascarado en México se enfatizó en la segunda mitad de los ochentas en la Empresa Mexicana de Lucha Libre, aunque muchos luchadores no estaban de acuerdo de hacerlo.

Chamaco Valáguez, por ejemplo, que había escrito verdadera épocas de gloria sin necesidad de un trapo, ahora se tenía que esconder detrás de un metal como Platino. Igual pasaba con muchos más. Pero donde manda capitán no gobierna marinero. Eddy nunca se vio a gusto con el encantamiento de su nueva imagen: Máscara Mágica, lo cual denotó en que nunca despegara.

AAA ya era una realidad, y Eddy se pasó a la nueva empresa. Dado que el personaje era de la EMLL, Máscara Mágica fue presentado como luchador sorpresa al lado con Hijo del Santo. Fue entonces que pasó esto:

 

►Así recordamos a Eddie Guerrero: Los Gringos Locos

Aunque a la facción que Eddy formó con Art Barr, después Peña y Konnan le sumaron una cantidad exorbitante (Konnan, Black Cat, Misterioso, Chicano Power Jr., y Maddona’s Boy Friend —otra vez Louie Spicolli), la realidad es que siempre sólo se trató de Love Machine y Eddie Guerrero.

Hace apenas unos días recordamos el encuentro de máscaras contra cabelleras entre los Gringos Locos contra Hijo del Santo y Octagón en When Worlds Collide hace ya veinticinco años. Lucha de cinco estrellas de acuerdo a Dave Meltzer.

Y aunque perdieron esa ocasión, la verdad es que ya estaban consolidados como una de las mejores parejas del planeta. También no hace mucho recordamos la vez que ambos se ciñeron los cinturones de parejas de IWC.

En ese entonces, Paul Heyman ya había considerado llevarlos como equipo a su ECW, y enfrentarlo a lo mejor que tenía. Sin embargo, la tragedia que involucró la muerte de Art Barr nos dejó marginados de poder ver los mejores tiempos que este equipo pudo alcanzar. 

 

Hablamos de