Análisis UFC Vegas 42: Max Holloway vs Yair Rodríguez: Redención y gloria

20Max Holloway mostró su descontento con UFC. Quizá algunos lo vieron como un chiste, pero el trasfondo de su comentario va más allá de eso. Quizá no se trata de que su oponente sea el Pantera y que éste no pelea desde el 2019, sino que sus ofertas de ingresos las vea como esa escena de Spider-Man desmoronándose ante Tony Stark. Max Holloway y Yair Rodríguez se enfrentan éste sábado 13 de noviembre en UFC Vegas 42.

► Un camino cuesta arriba

Embed from Getty Images

Max declaró que en UFC existen divas de elevador. Es decir, peleadores que sólo esperan quién los lleve hasta arriba sin hacer esfuerzos, argumentando que él siempre ha usado las escaleras. No quiso declarar a quién se refería, pero si lo mencionas previo a tu pelea, sólo hay dos: O te refieres a tu oponente en puerta o a la pelea que pediste y te negaron para dársela a otro.

Un evento interesante el que se presenta siempre que un excampeón viene de bajada, y aclaro, para que no se malentienda, no es que Max Holloway esté en un declive de carrera; más bien, entró a ese hoyo de conejo que nadie sabe a dónde conduce. O si solo se esconde un momento para salir enseguida, dado que el perder su cinturón de Campeón Mundial de Peso Pluma UFC y perder la revancha para recuperarlo contra el mismo tipo, deja una fisura mental que muchas veces termina en fractura.

Les ha pasado a los mejores, como a José Aldo, Anderson Silva, Demetrious Johnson y Fedor Emilianenko. Es cierto han resurgido, siguieron peleando, pero la imagen de invencibles se difumina. El público, abrazando lo general, es desagradecido. Crea ídolos de usar y tirar.

Embed from Getty Images

Holloway tiene un conflicto mental que resolver. Al cargar con su hijo a sus peleas, entrenamientos y cámaras de Embedded, le creó una imagen de superhéroe e invencible. Pero luego verlo perder la oportunidad de ser campeón de dos divisiones simultáneamente ante Dustin Poirier, se convirtió en humano nuevamente. Y cuando se quedó sin cinturón alguno, siendo derrotado otra vez por el mismo Alexander Volkanovskivamos, me quebró a mí ver llorar al niño dentro del octágono. Quebró a Volkanovski. ¿Puede alguien dimensionar que tanto se quebró Max?

Embed from Getty Images

Y aquí viene la disyuntiva que no percibe Howollay, mientras se queja de las divas de elevador, él, sin notarlo, se está convirtiendo en diva de alfombra roja.

Me explico: Max cree que merece las peleas de dinero sólo por trayectoria. Pero lo que se le olvida es que existen momentos que definen los fans. Esa pregunta infantil con la que nació la UFC: ¿Qué pasaría si enfrentaras a tal contra tal? Y en éste momento Holloway no es ninguno de esos tal en la mente de los televidentes en general.

► La estrategia de Yair Rodríguez

Embed from Getty Images

Por su parte, Yair Rodriguez ha tenido el tiempo suficiente para leer a Holloway. Sabe que la clave está en Volkanovski, en patear las piernas, en perseguir el golpe, ya que Max teje su telaraña y lleva a sus rivales hacia él, a su juego. Yair deberá buscar las alternativas, mermar el tremendo cardio de Holloway con patadas al hígado, patadas a la cabeza, tirar combinaciones de tres o más golpes yendo hacia adelante, sin permitirle una pose para boxear.

Buscar golpear su mandíbula no es el plan. Al menos no deberá serlo de la forma tradicional. El golpe que noquea no es aquel que no puedes soportar, sino el que no ves venir.

Holloway tiene la experiencia. Una vez que reta al oponente a encontrar su rostro, lee su distancia, sabe si se para con precaución de ser golpeado… Y huele su miedo. Entonces todo está perdido. Si retas a Howollay a un intercambio sin mover los pies de su base, es un spoiler del final. Lo vimos con José Aldo, Calvin Kattar y con Brian Ortega.

Algo es seguro: Estos chicos son reconocidos por llevarse bonos en sus peleas, y cuando uno busca la redención y otro la gloria, sólo podemos esperar fuegos artificiales.

Yair Rodriguez UFC Mexico / Foto por: Caregolas
LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon