Parece que a partir de ahora Kevin Owens es la voz de los que no tienen voz. El canadiense tomó un micrófono hace unas horas en televisión para decir que WWE no ha cumplido con la promesa de escuchar a los fans. Para decir que en vez de eso no hacen más quitar tiempo a muchas Superestrellas para dárselo a Shane McMahon, que insulta a todo el vestidor cada vez que se llama el «mejor del mundo». No fue la «Pipebomb» de CM Punk pero sin duda sí fue un buen discurso por parte del veterano luchador.

Las palabras de KO han provocado muchas reacciones, tanto de los fans como de sus propios compañeros. Han destacado principalmente la de aquellos que nombró en su promo, algunos de los cuales quizá tendrían más oportunidades si el directivo no ocupara tanto tiempo televisivo cada semana. Ahora es él mismo quien reacciona.

— Espero que Kevin Owens esté teniendo un gran día.

La otra noche tuve la experiencia más liberadora de mi carrera y en este momento acabo de llegar a Los Ángeles. Estoy volviendo junto a mi esposa y mis hijos para disfrutar unos días de descanso con ellos…

Pero antes de disfrutar con su familia unos días de descanso, el canadiense ha querido continuar con su discurso:

— Kevin, ¿por qué no tenían a la venta ninguna de tus camisetas la otranoche? Estoy seguro de que no saben lo grande que eres.

— Es una situación de oferta y demanda. Nadie ha preguntado por las camisetas porque he estado a la deriva un año y medio intentando no molestar a nadie así que no las llevaban a los shows. He acabado con eso. He hecho algo de ruído y van a tener que escuchar.

Y también ha publicado esta foto:

«#NuevaFotodePerfil«.

Advertisements

Tagged: