Las Superestrellas que han ascendido y cambiado de marca en las últimas semanas están cumpliendo sus últimas fechas con sus elencos originales. Ya vimos como Shinsuke Nakamura, The Revival y Tye Dillinger se despidieron de NXT; ahora, Sami Zayn tuvo la oportunidad de decirle adiós a Raw, aunque no fue de la manera que hubiera deseado.

El elenco rojo se presentó el día de hoy en Fargo, Dakota del Norte, última noche en Raw para las Superestrellas que sufrieron la «sacudida» del Superestar Shake-Up, quienes desde la próxima semana empezarán a viajar con SmackDown cuando el equipo azul llegue a aguas internacionales.

El evento, que sigue en curso mientras se escribe esta nota, inició con la presencia del gigantezco Braun Strowman en el ring. El Monstruo entre Hombres fue entonces interrumpido por Sami Zayn, quien quiso irse con un acto de valentía.

Lo ocurrido luego fue transmitido en vivo por WWE a través de Facebook:

Como le ocurrió durante meses, incluyendo una lucha Last Man Standing en Monday Night Raw, Sami sintió en carne propia la aplastante fuerza del Abominable Strowman, quien no conteto con azotarlo en múltiples oportunidades, le dio como regalo de despedida un doloroso running powerslam sobre una mesa.

Esta será la última imagen que veamos de Sami Zayn en Raw en al menos un año, pues desde la noche de manaña competirá exclusivamente para SmackDown, marca en la que ya tuvo chances para convertirse en retador al Campeonato de Estados Unidos y al Campeonato WWE, aunque fuera el quien recibiera el conteo de tres en el inesperado triunfo de Jinder Mahal.

Con Raw a su espalda, el canadiense ahora deberá enfocarse en demostrar su valía para el equipo azul y, como siempre contra la adversidad, buscar su primera victoria titular en el elenco principal de WWE.

Hablamos de