Más temprano se reportó que durante un evento en vivo de WWE celebrado en Hampton, Virginia, el día de ayer, 4 de septiembre, John Cena había sufrido una presunta lesión mientras enfrentaba a Kevin Owens en una lucha callejera. Finalmente, parece que Cena se encuentra bien y no se lastimó durante el encuentro.

Durante la lucha, Cena y Owens se vieron envueltos en una rápida sucesión de movimientos, donde se pasó de una Pop-up Powerbomb a unas head scissors y lo que parecía iba a ser una sunset flip powerbomb pero que resultó en una  mala caída de Cena sobre su cabeza. El árbitro hizo la señal de la X y la lucha se detuvo momentaneamente, y aunque luego fue reanudada para la victoria de Cena, el 15 veces campeón se retiró rápidamente a backstage sin hacer ninguna celebración.

La caída generó preocupación por una posible lesión en el cuello o por otro problema en su nariz, pues Cena se sometió a cirugía hace apenas unas cuantas semanas. Sin embargo, parece que no fue más que un susto y Cena no sufrió ninguna lesión en el encuentro, por lo que no perderá tiempo fuera de acción y sigue firme en su propósito de vencer a Seth Rollins en Night of Champions y recuperar el Campeonato de Estados Unidos.

Hablamos de