7 veces que WWE cambió el nombre de sus eventos (PPV)

Por | | ,

WrestleMania Backlash 2021. El nombre, a primer mención, resulta un tanto chocante. Relacionar a un evento secundario como Backlash —especialmente desde su regreso a la programación en 2016—con el show más importante del año puede provocar cierto rechazo, pero es exactamente esa asociación la que empujó a la compañía a querer hacer ese emparejamiento. Pero si creías que el espectáculo que vimos anoche era el primero en modificarse, pues no es así, y hoy te recordaremos las otras 7 veces que WWE cambió el nombre de sus eventos (PPV).

“Querido lector de SÚPER LUCHAS,

  “Desde Cuadrilátero queremos darte muchísimas gracias por habernos seguido en todo este tiempo. Nuestra prioridad desde el primer día ha sido proveerte de entretenimiento de la forma que más queremos: mediante el hermoso mundo de la lucha libre. Por supuesto, jamás hubiera sido posible sin que tú hubieras estado ahí para apoyarnos. Sin embargo, últimamente no hemos estado satisfechos con nuestro trabajo, y es por eso que hacemos el siguiente anuncio. Aunque fuera por una última vez, nos encantaría que des play al video inferior.”

El staff de CUADRILÁTERO

¿CERRAMOS el CANAL?:
Nuestro IMPORTANTÍSIMO Anuncio

YouTube video


7) Badd Blood a Bad Blood 

El PPV Bad Blood (o inicialmente Badd Blood) no tiene una gran historia en WWE. El problema de la sangre en la empresa siempre se fue y volvió, especialmente una vez entrada la Ruthless Agression Era, quitándole todo sentido al show si la temática del PPV, la sangre, no podía estar presente.

En definitiva, comenzó en 1997 bajo el techo de los especiales In Your House. Resultó extraño que el experimento no se repitiera hasta 2003, considerando que en su estreno acogió al primer combate Hell in a Cell —entonces denominado “Hell in the Cell” de la historia—en un combate entre The Undertaker y Shawn Michaels en el que además se produjo el debut de Kane. Justamente otra lucha de jaula gigante encabezaría seis años después, con Triple H defendiendo el Campeonato Mudial Completo versus Kevin Nash, mismo que al siguiente año, cuando el mismo “King of Kings” retuvo ante Shawn Michaels.

En 2017, WWE decidió volver a instalar el PPV en su calendario como un especial de Raw, pero finalmente la empresa se decidió por estrenar Great Balls of Fire, también de corta vida.

6) No Way Out of Texas a No Way Out

Quitando al fracaso de taquilla “No Holds Barred”, la película/PPV de 1989 producida por WWE (mucho antes de WWE Studios), This Tuesday in Texas fue el primer PPV fuera de los cuatro grandesWrestleMania, Survivor Series, Royal Rumble y SummerSlam—en haber dicho presente en la programación de la empresa.

Algún tipo de obsesión tenía la administración con el estado sureño, porque en 1998, la entonces WWF presentó No Way Out of Texas: In Your House, un especial no muy memorable.

Lo curioso es que 1999 lo borraría, mas a partir de 2000, se acortaría a No Way Out, que se tornaría en un fijo de la organización por casi una década. A partir de 2010, fue reemplazado por Elimination Chamber, y salvo un fugaz retorno en 2012, ya jamás supimos de él.

5) The Great American Bash a The Bash

Ya todos sabemos que The Great American Bash fue una tradición de la extinta World Championship Wrestling desde 1985 hasta su defunción en 2001. Recién en 2004, después de mucho tiempo sin querer tener ningún lazo con su ex competencia, Vince McMahon aceptó tomar el nombre. Tanto no le disgustó, dado que sería un habitué veraniego de WWE por cuatro años.

En 2009, quitando todo el patriotismo en un intento de que el mundo lo hiciera propio también, el PPV cambió simplemente a “The Bash”. Fue una única ocasión: ya no volvería a ocupar la agenda bajo ninguna de sus dos encarnaciones, y 2010 vería la implementación del fallido Fatal 4-Way. Bueno, siendo sinceros, sí se vería la luz nuevamente, pero solamente como un especial de SmackDown en 2012, y por una última vez como la temática de un Takeover de NXT en 2020.

4) Taboo Tuesday a Cyber Sunday

Votar por las estipulaciones de un PPV tú mismo fue una idea bastante creativa, aunque eso no quiere decir que haya funcionado en su totalidad. Quizá en 2021 un formato de esta índole se adecuase mejor a los tiempos (y más en tiempos de pandemia). Lo cierto es que el experimento fue doble, pues Taboo Tuesday 2005 también se caracterizó por efectuarse un día martes.

Muy contentos no quedaron por los resultados arrojados, ya que para 2006, sí volverían a repetir el sistema, mas para ello renombrarían al show como Cyber Sunday, haciendo énfasis en el “sunday” para aclarar que eso de los martes ya no iba más; se volvía a los domingos. Cyber… vivió hasta 2008, y aunque WWE no se privaría de que la audiencia votara estipulaciones en el futuro, jamás volveríamos a verlo como parte de un PPV.

3) Tables, Ladders & Chairs a Tables, Ladders, Chairs… & Stairs

Como tantas otras estipulaciones exitosas a lo largo de la historia, llámense Hell in a Cell, Money in the Bank o Elimination Chamber, TLC tuvo su propio evento a partir de 2009, no sólo teniendo como temática el albergar a la lucha homónima, sino también luchas de escaleras, mesas y sillas separadas en sus carteles.

La excepción se hizo en 2014, cuando se incluyó a las escaleras metálicas como parte del show (stairs en inglés). Así, sólo por esa edición, el evento tuvo a Big Show contra Erick Rowan en un Stairs Match, el primero y último en llevarse a cabo hasta la fecha. Y al igual que estas dos ex-Superestrellas, pareciera que no hay indicios de que esta infame estipulación vuelva a decir presente en el futuro cercano.

Antes de revelar al puesto n°1, permítenos decirte que si estás disfrutando de este artículo, la mejor forma de ayudarnos es clickeando en el banner, suscribiéndote a nuestro canal y dándole a la campanita de notificaciones. ¡Ayúdanos a seguir creciendo!

1) One Night Stand a Extreme Rules a The Horror Show at Extreme Rules

Todo comenzó como una idea de Rob Van Dam en 2005. El gladiador habló con Vince McMahon y lo convenció para que, aprovechando las increíbles ventas del DVD de “The Rise and Fall of ECW”, WWE hiciera un show de reunión de los ECW originales en suelo de la grande del entretenimiento. En definitiva, la compañía ya tenía bajo contrato a muchos de esos luchadores e iba a ser sólo por una noche… por los viejos tiempos. 

McMahon cedió y así nació una de las noches más ruidosas y apasionantes de la historia de la lucha libre. Las críticas fueron muy favorables, motivo suficiente para que al año siguiente, en 2006, el proceso se repitiera. One Night Stand 2006 fue más allá y coronó a RVD como Campeón WWE, naciendo así la tercera marca de WWE. Se mantuvo vigente por dos años; tras la desaparición de ECW nuevamente en 2009, sin embargo, McMahon quiso cambiar de aires otra vez.

Fue así como quedó Extreme Rules, la única velada del año en que WWE se permite (aunque cada vez en menor medida) dejar de lado las reglas para dejar salir la bestia de lo extremo. No ha faltado ni una entrega de este PPV desde fines de los 2000 hasta la fecha. Eso sí, algo realmente curioso sucedió el año pasado, en 2020, cuando con el fin de promocionar la batalla cinematográfica entre Bray Wyatt y Braun Strowman —sí, aquel día en que Alexa Bliss se dejó ver por primera vez con Wyatt—, el evento pasó a ser denominado bajo el exageradamente extenso “The Horror Show at Extreme Rules”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.