el-solitario-vs-tiger-jeet-singh.jpg

Se avecinaba la década ochenta cuando promociones Mora cerraba 1979 con un cartelazo en el Palacio de los Deportes, llamado México v.s. Resto del Mundo debido a los últimos tres encuentros donde en la lucha estelar Fujinami expondría su título mundial de peso completo junior W.W.W.F. ante el Angel Blanco. En la lucha semifinal Canek tendría la difícil hazaña de vencer a Riki Chosyu, quien ya se perfilaba como gran estrella en Japón. Para la lucha especial tendríamos un encuentro entre El Solitario y un luchador Hindú que debutaba en México llamado Tiger Jeet Singh. Nunca, el público mexicano que hizo presencia en el “coloso de bronce” imaginó siquiera el tipo de luchador que le esperaba ver. Casi dos metros de altura mas de 120 kilos de peso y una rudeza innecesaria fueron la clave para que El Solitario conocido por todos como un valiente luchador sucumbiera de manera rotunda.

tiger-jeet-singh-mexico.jpg

Aquella ocasión Tiger salió de los vestidores en medio de la gente, quitando a todos a su paso amenazándolos con su sable. Pateaba las sillas abriéndose camino al ring, no importándole si lastimaba a alguien mientras la gente protestaba indignada e impotente de no poder hacer nada a su favor. Cuando el Solitario llegó al ring, la gente se le entregó y lo apoyó para que consiguiera el triunfo pero no pudo, pues la ola de rudezas y de fuerza que Tiger le aplicó, fueron suficientes para que el ídolo de oro perdiera el encuentro. Al finalizar el encuentro Tiger se ensañaba con el Solitario hasta que Canek llega al ring haciendo huir al importado quien impotente desde abajo avienta una silla hasta el centro del ring, tratando de hacer daño al tabasqueño, que reanimaba al Solitario. Los insultos y la rechifla se hacían presentes en contra de Tiger Jeet Singh mientras se alejaba altanero hacía los vestidores.

Este incidente de Canek-Tiger jeet Singh fue la punta de lanza para varios encuentros futuros por el título mundial de peso completo de la UWA entre estos hombres, en donde también se vió involucrado el superastro japonés, Antonio Inoki.

Advertisements
Hablamos de