Megacampeonato AAA / Luchalibreaaa.com

La Caravana Tres Estelar abriga un galardón heroico. Presentado en sociedad hace ya casi cinco años, entre la fiesta y la algarabía habitual que cada septiembre aparecen incitadas por la mexicanidad de las fiestas patrias, el Megacampeonato Completo Unificado de Peso Completo de la AAA parece explicar su origen a través de la omnipresencia del Dueño de lo próximo y lo lejano materializada de entre los oscuros recovecos del mictlan únicamente para conceder esperanza y certidumbre a una abrumadora causa sin demasiada elocuencia. Pensado para surgir como un eje principal capaz brindar un orden al precepto del caos y convertirse entonces en el argumento de las principales desventuras y hazañas de quien intenta conquistar la gloria, porque es evidente que desde su creación los guerreros de la élite superior ya no se enfrentan por el puro gusto de reñir para saberse uno más poderoso que el otro, desde que el hombre tuvo la dicha de materializar sus ideas ahora se ven en la necesidad de batallar por una de las máximas preseas que la lucha libre profesional mexicana pueda ofrecer.

La representación de la Serpiente emplumada que yace impregnada en la presea dorada de la compañía no relega ni por un instante ni la dicha ni el poder que la cosmovisión mexica le ofrendo hace cientos de años. La imagen del dios Quetzalcóatl aún hoy encarna tan vivo y tan vigoroso como en aquellos primeros amaneceres de nuestra historia como patria, ese único sostén anímico de los águilas cuando han de marchar sin ventura a la tribulación de la campiña de guerra.  En otras palabras, el cetro dorado de la Triple A tiene la virtud de convertir a quien lo posea, según hizo referencia impactwrestling.com en una imagen alusiva a  Jeff Jarrett de junio del año pasado, más que en el Mexico´s Heavyweight Champion, en ¡El rey de México!

La lucha estelar de Rey de Reyes a comenzado. / Foto de Alejandro Islas

La lucha estelar de Rey de Reyes a comenzado. / Foto de Alejandro Islas

Y mientras el señor Blue Demon Jr, heredero de la tradición de La Leyenda Azul declaro en una entrevista para “Haciendo la Lucha” del Diario Ciudad y Poder que la lucha libre mexicana había “bajado” mucho, como consecuencia del “… apoyo de los medios a las empresas americanas, que son un show y lo catalogan lucha, dándoles horarios estelares y dándole a la luchahorarios de relleno”; Los comentarios de opinión de más de una decena de seguidores del sitio Superluchas.net comenzaron a aparecer uno tras otro, principalmente de de todos aquellos de nacionalidad mexicana que curiosamente compartían en menor o mayor proporción la aventurada premisa del hijo del Demonio Azul. Los lectores coincidían primeramente en que la lucha libre mexica estaba estancada o en una situación que iba “a la baja”. Y segundo, que esta situación no era responsabilidad de los medios, sino de la industria misma de la Lucha Libre y su oferta, para unos cuantos  poco rentable e incluso insuficiente ante la exigente demanda de alta calidad  de parte de un público estricto y conocedor, ávido de grandiosos combates, necesitado de buenas historias, pero siempre fiel a esta tradición que se arraiga en su ser como parte de su cultura popular –Y no es precisamente que yo comparta esta postura, pero debo de confesar que creo que si “vox populi vox Dei” (la voz del pueblo es la voz de Dios), es imperdonable no abordar este tema- . Y ya que el Megacampeonato Completo Unificado de Peso Completo de la AAA es para muchos, y que conste que no digo que para todos, la máxima presea que lucha libre mexicana puede ofrecer, será bueno escudriñar minuciosamente el compilado de la vida de esta presea para entender cómo se esculpe la visión mexicana al borde de la locura en comparación con el resto de esas empresas americanas que señala Blue Demon Jr. y que implícitamente todos sabemos cuáles son.

Triplamanía es el evento cuna de los grandes logros de la Lucha Libre mexicana en su época moderna, partir de ello es vital para comprender la magnitud del asunto. Los gladiadores añoran el triunfo para ratificar su poder y esta es la vigésima edición anual de Triplemanía, es la explosiva gala celebrada en medio de la fría tarde noche del pasado domingo 5 de agosto, es la moderna Arena Ciudad de México el recinto que tiene la difícil tarea de acoger a una multitud trastornada por el frenesí de la noche, es el espectáculo de las mil emociones, es cómo certeramente apunta la elocuente prosa de Carlos Monsiváis en Los rituales del caos, la “genuina comedia humana, donde los matices de la pasión (disimulo, crueldad refinada, fariseísmo, la sensación de no deber nada a nadie) hallan el signo que los aloja, los expresa y los conduce al triunfo”. Pero al menos por esta ocasión el triunfo de El Mesías fue celebrado con completo gusto por la mayoría de la afición, el redentor nato de las historias al borde de la anarquía por fin conseguía esa victoria tan ansiada dentro de una Triplamanía. Aunque un resultado bastante predecible, si tomamos en cuenta que la encuesta previa a la noche del 5 de agosto organizada por el sitio web oficial de la empresa ¿Quién de estos tremendos luchadores se alzará con la victoria? ya predecía a base del reflejo de los pronósticos del publico la derrota del Hijo del Perro Aguayo y vaticinaba al Mesías una vez más reafirmando sus laureles como el mejor megacampeón de en la historia de la compañía.

Y aunque en el principio, “el Megacampeonato Completo AAA fue creado con la intención de unificar los cinturones de peso completo que diversos campeones que pertenecían a la Caravana Estelar habían conquistado”, como asevera la revista Dos de Tres en su edición de junio de 2O1O en su artículo Triplemanía XVIII Por la máxima presea de la lucha libre mexicana; poco a poco y con meritos propios, el auge de este campeonato se catapulto a niveles internaciones. En lo más profundo de su argüido espíritu este cinturón aún contiene las implacables fuerzas que alguna vez dieron gran poder y presencia al Campeonato Mundial de Peso Completo de la IWC, el Campeonato Súper-X Monster de la GPCW, el Campeonato Nacional de Peso Completo de la Comisión de Box y Lucha Libre de México, D.F y al Campeonato Mundial de Peso Semicompleto de la UWA. Sabiendo todo esto, es evidente pensar que crear una historia que regule su presencia dentro de la compañía únicamente tendría como limites la propia imaginación humana, sin embargo, desde el 16 de septiembre de 2OO7, para la Triple A, El Mesías, Cibernético, Dr. Wagner Jr, Electroshock, El Zorro y Jeff Jarret suman en conjunto un total de 6 monarcas y apenas 1O reinados distintos desde la creación de El Megacampeonato Completo de la AAA. Una de las cifras más bajas en comparación a las grandes empresas internacionales. Echemos un vistazo.

La epopeya del WWE World Heavyweight Championship acumula un total de 31 reinados distintos. Desde el evento Unforgiven celebrado el 16 de septiembre de 2OO7 el fajín dorado de los pesos pesados de la compañía McMahon ha estado en las manos de al menos 17 superestrellas diferentes: Batista, Edge, The Undertaker, C.M. Punk, Chris Jericho, John Cena, Jeff Hardy, Jack Swagger, Rey Mysterio, Kane, Dolph Ziggler, Christian, Randy Orton, Mark Henrry, The Big Show, Daniel Bryan y Sheamus. Por su parte, el WWE Championship ha coronado a 17 campeones diferentes, al menos desde el 7 de octubre de 2OO7, cuando en No Mercy el propio Vincent Kennedy McMahonle entrego el titulo en las manos a The Viper. Desde esa noche este cinturón  hasido resguardado por el propio Randy Orton, Triple H, Edge, Jeff Hardy, Batista, John Cena, Sheaums, The Miz, C.M. Punk, Rey Mysterio y Alberto del Rio.              

Referente obligado en la parametría internacional está el TNA World Heavyweight Championship. Haciendo de lado el periodo agosto-octubre 2O1O en que el titulo permaneció vacante, desde el 14 de octubre de 2OO7 los resultados permiten sumar un total de 18 reinados distintos, repartidos arbitrariamente entre 11 personajes estelares:Sting (en 4 ocasiones), Kurt Angle (3 ocasiones), Samoa Joe, Mick Foley, A.J. Styles, Rob Van Dam, Jeff Hardy, Mr. Anderson (ambos en un par de ocasiones), James Storm, Bobby Roode y Austin Aries.  Pero evidentemente la euforia por ostentar un campeonato mundial viaja más allá de las fronteras de cualquier civilización occidental primermundista; y es que también los guerreros de las frías tierras del sol naciente pueden presumir de tener un galardón con más de tres décadas de gloria. Como fiel séquito de más mil batallas, la siguiente presea que minuciosamente escudriñaremos será el International Wrestling Grand Prix (IWGP) Heavyweight Championship, salvaguardado ferozmente desde 1987 por la promotora NJPW. Hiroshi Tanahashi (en 5 ocasiones), Shinsuke Nakamura (2 ocacsiones), Keiji Mutoh, Manabu Nakanishi, Togi Makabe, Satoshi Kojima y finalmente Kazuchika Okada, suman combinados 12 reinados distintos, distribuidos inequitativamente entre 7 estrellas japonesas. Todo esto desde el evento Explosion ’07 celebrado en Octubre de 2OO7.

Es bastante evidente la diferencia de las cifras. En Triplemanía XVI un gran número de aficionados contemplaban extasiados el culminar de una de las más grandes rivalidades del año. El Main Man de la lucha libre, El Cibernético aparecía personificando al gran héroe redentor de todos los males, era la lucha del autodenominado Dios de la Lucha Libre en contra del profeta, el Zorro, el vaticinador iluminado que pronosticaba una nueva era, atropellado por los pensamientos de su propia mente sin sentido; era una nueva versión de esa incansable batalla del bien en contra del mal. Era la lucha que rompería paradigmas, que se sobrepondría incluso las leyes escritas y pondría de nuevo a Konnan sobre un ring en la Ciudad de México, era la batalla por el  campeonato máximo que no sabía de reglas, de autoridades y mucho menos de amistades. Su creación, un argüido torneo, quizás irrepetible, rápidamente se volcó en un potencial impulso para el desarrollo de la competitividad. La ruta a este evento había concebido la celebración de un torneo disputado entre campeones, reconociendo así a la élite dominante de la compañía y exigiendo en la conciencia de los mid cards superarse día a día para no quedarse en el rezago y por el contrario, esforzarse para llegar a ser parte de esa orden selecta de sucesión al reinado. Era también, el pretexto perfecto capaz de deshacer ese viejo régimen entrañado en lo más profundo del espectáculo de la Triple A en donde los personajes que dominan estructuran una grupocracia, que quita de la cabeza de las principales estrellas aquellas ideas propias del éxito. Muestra clara de ello, es que el frenesí del honor y el deshonor por el furor del Megacampeonato fue también motivo de discordia, incluso sobre el pacto de fraternidad demoniaca de la horda inseparable de los Hell Brothers. El cinturón era capaz de atraer a grandes estrellas internacionales, y tal vez sin la promesa del reinado Dr. Wagner Jr. y Jeff Jarrett jamás hubieran expuesto tan pomposo talento en un ring de la caravana tres veces estelar.

Nadie olvida esa batalla histórica entre El Mesias y Dr. Wagner Jr. que se extendió hasta la madrugada del día siguiente de Triplamnía XVII. Ni a Charly Manson aún con movimientos un poco retardados a causa de una lesión arriesgando su salud física para contender por el lado de la justicia, como referee, ante el Mesías y el Zorro en Guerra de Titanes. Hazañas inmemorables, casi heroicas pero en esta historia de oferta y demanda como en toda economía que se jacte de serlo, los costes de oportunidad también han sido caros. Un Megacampeon Jeff Jarrett que presente ante la audiencia americana de Impact Wrestling tuvo que negar la imagen del Dios mexica Quetzaelcoatl. Un Mesías retenido su titulo en Triplemanía XX ante la algarabía de la afición que gusta de verlo campeón, y el coste de una afición conforme es un resultado anticipado de la batalla. Y la Parka, quien en un principio poseía el Campeonato Súper-X Monster de la GPCW, Chary Manson y el Campeonato Nacional de Peso Completo de la Comisión de Box y Lucha Libre de México, D.F, y con ellos viejos estetas, de todos conocidos como Chessman, Octagón, el Vampiro Canadiense, entre muchos otros, han quedado excluidos de esa élite de apenas 6 estrellas que presumen de haber ostentado el titulo.

Tal vez los costes que se han pagado por unas cuantas grandiosas batallas explique, en apenas una mínima parte las premisas que Blue Demon Jr. y seguramente muchos aficionados más han puesto sobre la mesa. De la forma que sea, en el gran orden de todas las cosas tenemos que reconocer, incluso aplaudir, la labor que han hecho los directivos de Triple A en sus grandes eventos. Porque toda esta serie de evidencias capaces de aludir tanto en las cifras mundiales como con el pasado glorioso de este título, no debiesen ser motivo de comparación, sino más bien de reflexión. Reconozcamos también, que todos tenemos esa dicha de juzgar, y que incluso las malas críticas hasta son divertidas de escribir, pero no olvidemos que a todos nosotros y a al destino de la lucha libre mexicana aun falta que lo juzgue la historia y el aprecio de la afición. En lo personal creo que si hay descontento de la afición, no debería de verse como un reproche por lo que no se hizo o se hizo mal, sino como un aliento y llamada de atención a todos aquellos que se jactan de ser visionarios de la lucha libre de que las cosas pueden hacerse mejor. Y como he dicho en el pasado, es muy probable que aún creyendo o no la historia, la seguiremos semana a semana sólo con el afán de descubrir si continuara o a la expectativa de una gran sorpresa. Y quien sabe, tal vez algún día podamos presumir de que nuestra lucha libre va “a la alza”.

Aprovecho la ocasión para mandar un cordial saludo a todos los que hacen posible esta revista. Gracias por su tiempo. Hasta pronto. …

About these ads

Comentarios

  1. que gran nota !!! con historias muy bien relatadas y hablando del MEGACAMPEONATO me gusta mucho el diseño muy arraigado a nuestra historia y cultura y tal vez si sea de los títulos mas importantes de nuestra lucha libre!! y dejando aun lado eso yo seguiré apoyando a la LUCHA LIBRE MEXICANA hasta que deje de tener conciencia !!!!!

  2. La nota del año. Magnífica.

  3. RVD dice:

    No faltará el brillante comentario de que este cinturón no vale nada y cosas por el estilo. Personalmente creo que de los títulos que fueron unificados para crear este había algunos que tenían un linaje tan conspicuo que merecían ser conservados como campeonatos máximos. Sin embargo el diseño del cinturón me parece muy bueno a diferencia de otros de AAA que debemos de admitir, son muy muy feos. No diría que es uno de los cinturones más valiosos de México, diría que del mundo.

  4. jajajaj, ¿esta basura la mejor presea que puede ofrecer la lucha libre mexicana?, jajajaja hasta parece nota del día de los inocentes…

  5. MIREN, UN MONTÓN DE PAJA.

    Una nota no es buena por ser larga, nada interesante.

  6. viejaguardia dice:

    megatazo cclaro que vale mucho

  7. sagaforza dice:

    Esta muy bien redactado el artículo sin embargo es bastante amplio y provoca aburrición entre la gente que no esta acostumbrada a leer, le sugiero al autor ser más concreto sin descuidar la forma pero sin abusar de la extención.

    Por otra parte, el Megacampeonato de la AAA es lo unico serio que tiene esa empresa puesto que cuando se pone en juego en verdad se procuran seguir las reglas de la lucha libre clásica, que tanto renombre le ha dado a nuestro país, dejando de lado la lucha espectaculo o “wrestling” caracteristica de la WWE y de la AAA que han puesto por los suelos el prestigio de nuestro deporte favorito.

  8. Se les olvidó poner que este es un infomercial pagado por AAA.

    Esta horrible ese cinturón, y por más rollo que le metan no tiene ninguna validéz fuera de la empresa ni es reconocido por ninguna federación real de lucha libre.

    Es solo otro intento de AAA por parecerse a la WWE.

  9. El Megacampeonato es como el Pesos Pesados del Mundo de la WWE, pero este campeonato no se le da mucho valor por que no lo exponen tan seguido. por ahy anda otro campeonato en AAA creo que es el latinoamericano, es un campeonato nuevo y tambien se me figura que no se le da mucho un plus para ser un campeonato distingido. AAA copea a los campeonato de WWE, pero lo mas importante, Los altiguos campeonatos cuando se esponian, se luchaba limpio. arras de lona. pero en la actualidad, a los jovenes no les gusta ese tipo de lucha. Siento que tanto la televisora y las empresas no ayudan a la lucha libre.

  10. No lo lei … no me ataquen!
    pero siganme en Twitter …

  11. AAArmando dice:

    Muy buena redacción, me emocionó de principio a fin. ¿Que mejor forma de crear un campeonato principal para una empresa de 15 años que unificando cuatro títulos mundiales? Este título empezó desde arriba. Siempre ha sido un acierto de parte de AAA, haber creado uno de los más prestigiosos campeonatos del mundo.

  12. Mucha paja no, parece el discurso de politico con ganas de dormir al publico, bonito diseño, pero se nota que el materiial es mas corriente que mi perro que tiene 10 crusas con lo mas sarra, y de toda la unificación , pues puro cinturon piratita, digo excepto el nacional….Prefiero ver verdadera lucha libre como lo es la lucha libre Japonesa que las historias ridiculas , referis payasos , y muchas copias malas de el otro circo llamado WWE o TNA, y Donde los campeonatos Japonese tiene fabulosas historias y si son reconocidas a nivel internacional, y conste que no hablo de nada más japon y mexico y una que otra empresa como tna,… mejor me voy a dormir..

    1. RVD dice:

      Detesto usar esos términos, pero en este momento es preciso: Otro fanboy del puroresu, que no sabe bien la razón pero cree ciegamente que se trata de lo mejor del mundo. Por cierto, le faltó la O a tu nick.

  13. Valio la pena detenerse a leer. Realmente yo soy admirador de este titulo que realza tan bellamente la lucha libre y nuestra cultura. Gran…no, excelente nota!

Desde la web

. .